Sendero Los Marines-Cortelazor-Los Marines

Comenzamos el trayecto desde el lavadero y pilar de la Calle Fuente, la cual cogeremos hasta llegar a la Plaza Carlos III.

Una vez allí, tomamos la Calle Olivo hasta la altura de la farmacia donde giramos a la izquierda, saliendo del pueblo por una bajada.

El camino entra en una zona de subidas y bajadas, que siempre va entre muros de piedra. Algunos metros mas adelante, nos encontramos con un cruce, el cual tomaremos de frente. La vegetación que predomina es de olivos, y zonas de huertas, aunque pasaremos por una zona con unos alcornoques y algún quejigo en la vera del camino que merece la pena destacar (1).

Además de olivos iremos viendo robledillas, casi pegado a los muros, así como helechos, protegidos por ser vulnerables, y otras especies de matorral. Poco después, llegaremos a un cruce, cogiéndolo a la izquierda (2).

A partir de aquí dejamos de tener valla en nuestra parte izquierda, iremos viendo castaños y pinos de repoblación a la izquierda y castaños a la derecha. Continuando el sendero, llegaremos a una incorporación donde tomaremos el camino hacia la derecha.

El alcornoque será el árbol que predomine, árbol que proporciona a los habitantes de la Sierra beneficios económicos, gracias al aprovechamiento que se realiza de su corteza, el corcho.

Más adelante llegaremos a una nueva bifurcación (3), cogeremos el camino que baja por nuestra izquierda.

Iremos viendo como la vegetación que crece en nuestra derecha va regenerando el monte tras un incendio, desarrollándose un denso matorral, precursor de lo que más tarde podrá llegar a ser, un bosque mediterráneo.

Continuando la bajada, llegaremos a otra bifurcación, que tomaremos por la izquierda, a partir de la cual comenzamos a ver más alcornoques a nuestra derecha, y alcornoques y alguna encina a la izquierda.

Siguiendo el camino, pasaremos por dos fincas con casas, fincas que se dedican a un aprovechamiento silvopastoral, conjugando la explotación ganadera con la forestal. Tras el paso por la zona antes descrita, dejamos de tener, algunos metros más delante, valla a la derecha, donde observamos un encinar, que también se extiende al otro lado de la valla por la izquierda.

Llegamos a un cruce de camino (4), que cogeremos a la derecha. Después de andar pocos metros después del cruce, veremos a la derecha una encina de porte a destacar. Ahora comenzamos una pequeña cuesta que tras bajarla, y cruzar un pequeño curso de agua, nos deja a los pies de un tramo que es algo duro.

El ascenso que comenzamos dejando a nuestra derecha una vivienda, se ofrece algo duro, pero que será recompensado con las vistas que encontraremos arriba. Pero antes iremos observando la vegetación que nos ofrece la subida, más interesante si la hacemos en primavera, pues podremos ver el colorido floral que nos ofrecen el matorral, jaras, brezos, lavandas, aulagas...

Una vez arriba (5), alcanzaremos a ver Los Marines, Fuenteheridos, Navahermosa, e incluso Cortegana si afinamos algo la vista, así como una perspectiva general de los sistemas naturales y artificiales de la sierra. Continuaremos con una bajada, que por transitar por la zona de umbría nos mostrará una vegetación distinta, con castaños y robles melojos a pie del camino, tras la cual comienza otra subida que comienza casi a los pies de una casa, con frutales, y, a la derecha, alcornoques con alguna encina.

Desde esta última subida, comienza el último tramo del recorrido. Bajando iremos viendo Cortelazor. Vemos alcornoques a ambos lados con alguna encina y matorral diverso a los pies de estos. La bajada termina a los pies de un arroyo, donde hay a la derecha una fuente, llamada Chorrito Ramón (6).

Tras cruzar el arroyo por el puente, a unos metros más adelante, llegaremos a la carretera Los Marines-Cortelazor, tomaremos ésta a la izquierda, entrando en el pueblo por la travesía a Hinojales. Pocos metros después veremos un cartel que nos indicará el centro de la población, el cual nos conducirá hasta la Plaza de Andalucía, donde podremos refrescarnos en su fuente, bajamos por la Calle Paralejo, que es la situada en la parte derecha de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de los Remedios si nos ponemos mirando la portada de ésta. Bajando, por un camino empedrado, que no dejará de estarlo hasta llegar al puente que cruza el Río Guijarra, pasaremos por un parque infantil, llamado Carlos Cano.

Salimos del Pueblo, entre muros de piedra, y más allá de estos, encinas y olivos primero y alcornoques. El camino discurre entre bajadas y subidas por una zona umbrosa (1), desde el cual podremos llegar a ver la ermita La Coronada, en el valle que baja por nuestra izquierda. Continuando por el sendero, apreciaremos como la vegetación que antes era adehesada, arbolado de encinas o alcornoques con poco o nada de matorral, se volverá más agreste, observando un tapiz de matorral más denso, como brezos, jaras, escobones etc.

La zona por la que transitamos es de gran belleza, el valle que se nos abre a nuestra derecha, mientras que bajamos, posee gran valor paisajístico, albergando en lo más profundo, entre otras cosas, el "Charco Malo", también se cuenta que fue uno de los últimos refugios de lobos. La bajada, la cual se ha ido acentuando más, llega hasta un puente (2), que cruza el Río Guijarra, tras su cruce, abriremos una cancela, pasaremos, y cerraremos.

Tras la puerta, comenzará una subida, que aunque el desnivel no es muy elevado, lo constante de este nos podría causar una mala pasada. Esta subida la vamos a dividir en dos tramos. El primero nos llevará hasta el paraje llamado "El Barrial". Este tramo está libre de vallas, encontrándonos una vegetación de encinar con arbustos típicos mediterráneos. Antes de llegar al final del primer tramo, pasaremos por una pradera en la que veremos un mural explicativo de la Junta de Andalucía. Seguimos subiendo y llegamos a un antiguo camping-cortijo, "El Barrial", donde hay un cruce (3), que cogeremos a la derecha, continuando la subida, Si bajamos, llegaremos a Corterrangel.

Desde este pequeño collado tenemos una vista privilegiada de Cortelazor. A partir del cruce, comienza un segundo tramo. Tras una pequeña bajada, continuaremos la subida, ahora vamos entre vallas, encontrándonos matorral principalmente, que en esta zona alcanza alturas considerables. Durante la subida dejaremos a nuestra derecha un camino, este camino circunda la subida y volverá a encontrarse con el camino principal, el que hemos tomado. Subiendo, llegaremos a un cruce de caminos, nosotros seguiremos de frente. Por esta zona veremos como los pinos, van ocupando el lugar de los castaños, consecuencia de un nulo mantenimiento del monte. Seguimos subiendo llegando a una cota, con jaras y algún alcornoque disperso, el vallado solo existe en la izquierda.

A continuación, iremos pasando por un eucaliptal, especie que no potencia nada la biodidersidad del Parque. El camino, que va entre eucaliptos, llega a una bifurcación, que tomaremos a la derecha (5). Tras subir una pequeña cuesta, llegaremos al final del eucaliptal.

Desde aquí veremos Fuenteheridos y nuestro destino final, Los Marines, en la parte derecha y el castillo de Aracena a la izquierda (6). Continuamos entre vallados, donde se desarrolla un aprovechamiento destinado al ganado vacuno, vemos un prado con arbustos y arbolado disperso. El sendero comenzará a bajar, a ambos lados iremos viendo fincas, con distintos aprovechamiento y por tanto distinta vegetación, encinas, alcornoques, castaños, huertas, olivos y con melojos a pie de camino. Por esta zona iremos pasando por distintas puertas, las cuales no tomaremos ni abriremos.

Una vez terminada la bajada, seguiremos de frente y nos incorporaremos a un camino (7), algunos metros más adelante. El camino nos llevará a un nuevo cruce, tomaremos el de la derecha. Tras este cruce iremos viendo distintas explotaciones agrícolas, donde destacamos unos viñedos, del cual se saca un rico mosto. Seguimos circundando estos viñedos y más adelante nos incorporaremos a un camino, que tomaremos a la derecha, veremos unos castaños que se sitúan paralelos al camino. Este camino nos llevará directamente a la carretera Los Marines-Cortelazor, que tomaremos a la izquierda al llegar a ésta. Andaremos algunos metros por la carretera y llegaremos a Los Marines por la Calle Isaac Peral, la cual nos conducirá hasta el lavadero, donde concluirá nuestro itinerario.






Nota:

Información obtenida de la asociación Quercus, educacion y deporte



Seguir la vida del sitio RSS 2.0| 2008 © Camping "El Madroñal| Config. 1280x768 | Diseño: Dosorillas