Cortelazor

Es uno de los pueblos más agrestes de la Sierra, quizá será la zona más montuosa. Tiene senderos muy interesantes y paisajes bellísimos. Merece visitarlo y degustar sus estupendas chacinas. Su rivera ha sido, tradicionalmente, sitio de meriendas familiares: pueden bañarse y disfrutar de tardes muy frescas incluso los peores días de verano.